ATRACCIÓN Y FIDELIZACIÓN DEL TALENTO


JORNADA-COLOQUIO CON JUAN CARLOS CUBEIRO SOBRE ATRACCIÓN Y FIDELIZACIÓN DEL TALENTO: LA GRAN VENTAJA COMPETITIVA DE LAS ORGANIZACIONES
  

Iván Jiménez ha indicado que “el gran reto de Euskadi en 10 años es mejorar la pirámide demográfica. En pocos años, el paro en personas de alta cualificación va a ser prácticamente nulo y va a resultar atractivo para el talento”. El 60% de la productividad es provocada por la calidad directiva y la inteligencia emocional es el 90% del liderazgo.

 

Ante la importancia que tiene hoy en día para las empresas y organismos la atracción y fidelización del talento, casi un centenar de empresarios y directivos se dieron cita ayer en Bilbao en la jornada organizada por APD y ManpowerGroup con la colaboración del BBVA.

Para hablar de ello, se contó con la participación de Juan Carlos Cubeiro, Head of Talent de ManpowerGroup en España e Iván Jiménez, Managing Director de Bizkaia Talent. Junto a ellos, participó Jorge Sáenz-Azcúnaga, Consejero de APD en Zona Norte y Director de la Territorial Norte de BBVA, quien dijo que “los RRHH son vitales en el ámbito empresarial, que implican más y mayores preocupaciones para la atracción y fidelización del talento, siendo la evolución demográfica uno de los factores vitales” A lo que añadió que “no es fácil identificar el talento y hace que empresarios siempre tengan que estar actualizándose por el bien del equipo de las organizaciones”.

 

Tras esta presentación, Cubeiro habló de los diez mitos sobre el talento que dificulta la atracción y fidelización del mismo indicando que “antes de la crisis, nadie hablaba de ello. Ahora todo el mundo habla del talento y muchas veces improvisando”. El primero de los mitos es el talento como inteligencia. En este punto, Juan Carlos indicó que hay muchas personas preparadas pero sin talento. El siguiente mito identificado es la capacidad, suma de las aptitudes y actitudes; seguido de la confusión de actitud con el compromiso y ver el talento como algo fijo, uno de los mitos más graves. A esto Cubeiro añadió que “la mayor parte de las personas tenemos una mentalidad fija; es decir, lo que sabemos y es donde nos encontramos cómodos, pero creemos que tenemos una mentalidad ganadora. Sin darnos cuenta, las personas tenemos una mentalidad fija”.


Seguido a estos punto, Cubeiro señaló las 4 D: disfrute, emplearnos en lo que nos gusta desde la diversidad, para dedicarle a lo largo de nuestra vida 10.000 horas que nos dará el dominio. A esto añadió que el “talento que no se aprecia, se desprecia”. A lo que siguieron los 6 mitos restantes que se centran en el liderazgo como carisma, porque como ha dicho Cubeiro “el carisma no existe. Lo que existe es la presencia y se trabaja. Liderazgo es el talento para influir en las demás personas, y ser líder es marcar la pauta, hacer equipo e inspirar, infundir energía, independientemente de su posición”. En general, “El 60% de la productividad es provocada por la calidad directiva”.

 

Posteriormente se habló de la motivación como algo externo, las personas con talento valen para todo y la fidelización del talento, no retención. En este punto, Cuberio hizo un inciso en este último mito indicando que “las personas no se retienen, se fidelizan”. Esto lleva al siguiente mito, el desarrollo del liderazgo no se puede improvisar “porque el talento se forja, se cultiva. El éxito nunca es por casualidad”.
Por último, Cubeiro habló de la búsqueda de la felicidad como el mayor de los mitos. Así, Juan Carlos dijo que el 10% de la felicidad es externo, el 50% representa a los primeros años de vida de la personas (una familia feliz, determina una persona feliz) y el 40% restante es estrictamente voluntario. Por lo tanto somos arquitectos de nuestra felicidad, donde el último 40% modifica el otro 50% de base.

 

Atracción y fidelización del talento en Euskadi
Tras el análisis de estos diez mitos que dificultan a las empresas la atracción y fidelización del talento por parte de Juan Carlos Cubeiro; Iván Jiménez, Managing Director de Bizkaia Talent habló sobre la atracción y fidelización del talento en Euskadi.

 

En este sentido, Jiménez identificó diferentes factores que se requieren para atraer talento como son una estructura científica, tecnológica y económica, capital humano, capacidad para conectarlo, bases institucionales, Infraestructuras y comunicaciones, y un entorno cultural y social atractivo, ya que la falta de integración supone una barrera. Aspectos que “sí cumplimos y que se unen con la marca territorial Bilbao, lo que hacen de Euskadi un territorio atractivo para el talento”, tal y como ha indicado Jiménez.

 

Tanto es así que Jiménez dijo que es necesario desmitificar que el talento se está fugando, porque “aquí no hay fuga de cerebros, como tal”. Según las estadísticas de Bizkaia Talent, "menos de uno de cada diez graduados vascos de las Universidades vascas trabaja fuera de Euskadi tres años después de haber finalizado sus estudios, con un descenso porcentual y de números absolutos cada año a pesar de la crisis". Asimismo, ha indicado que “el gran reto de Euskadi en 10 años es mejorar la pirámide demográfica. En pocos años, el paro en personas de alta cualificación va a ser prácticamente nulo y va a ser atractivo para el talento”.

Euskadi resulta atractivo para el talento “porque invierte en educación, los ingresos netos por hogar es uno de los más altos. En cuanto a seguridad, Euskadi es uno de los lugares más seguros del mundo, sólo Japón e Islandia nos superan. Respecto al equilibrio entre trabajo y tiempo de ocio, Euskadi está bien posicionado. Además es una sociedad muy igualitaria. Al final, en cuanto a la satisfacción de vida, Euskadi está en tercer lugar y tenemos el icono de Bilbao en ligas de ciudades de mediano tamaño” explicó Jiménez. A esto añadió que el mayor problema que se les presenta a la gente que viene de fuera es el idioma.

 

Jiménez concluyó su participación indicando que los profesionales demandan “una cultura  no presencial (que me vea el jefe, no me voy hasta que no se vaya el jefe lo odian), confianza del jefe (que le jefe no esté todo el tiempo controlando), buen equilibrio entre el ocio y el trabajo (la gente tiene cada vez más en cuenta esto), horarios flexibles y razonables, meritocracia (no está tan trabajada como en otros lugares) y medir a los empleados por su resultados, en relación con el punto anterior”. La jornada finalizó con un animado coloquio con los asistentes, quienes pudieron resolver sus dudas y cuestiones sobre las intervenciones de Juan Carlos Cubeiro e Iván Jiménez.

 

Fuente: http://www.apd.es/Inicio/Noticia.aspx?i=d90fdd61-afcb-4721-a275-96fa48554d85